¿Cuál es el proceso de germinación de las semillas?

¿Alguna vez has presenciado el crecimiento de una semilla plantada? Tal vez has observado plantas y hermosas flores que aparecen en el suelo aparentemente de la nada. ¡Vamos al jardín de Wonderopolis e investiguemos lo que sucede debajo de la superficie!

Todas las plantas comienzan su vida como semillas. Sin semillas, no habría plantas y la Tierra sería un lugar desolado incapaz de sostener las diversas formas de vida que nos rodean a diario.

Las semillas suelen ser pequeñas, algunas incluso minúsculas. A pesar de su pequeño tamaño, sin embargo, las semillas contienen nutrientes y todas las instrucciones necesarias para brotar y desarrollarse en una planta.

Cuando las semillas se siembran, inicialmente crecen raíces. Una vez que estas raíces se establecen, comenzará a emerger una pequeña planta y eventualmente romperá el suelo. En este punto, decimos que la semilla ha brotado. El término científico para este proceso es la germinación.

A medida que la planta crece y comienza a producir su propio alimento a través de la extracción de nutrientes del suelo, se desarrollará en una planta más grande. La semilla misma actúa como un kit de supervivencia, proporcionando la comida necesaria para que la semilla eche raíces y se convierta en una pequeña planta.

Los tres elementos esenciales para el crecimiento de las plantas son la luz, el alimento y el agua. La luz, ya provenga del Sol o de una fuente artificial como una bombilla, proporciona la energía necesaria para que la pequeña planta inicie la fotosíntesis. La fotosíntesis es el proceso por el cual las plantas convierten la energía lumínica en alimento.

Como todos los organismos vivos, las plantas requieren agua. Una vez que una semilla envía raíces, estas raíces absorben agua del suelo y la entregan a la planta. A medida que la planta madura y requiere más agua, las raíces se extenderán más en busca del agua necesaria en el suelo.

Cuando obtienes semillas secas de una tienda de jardinería, se encuentran en un estado de reposo, lo que significa que están inactivas. Sin embargo, todo lo que se necesita para despertarlas es agregar agua. Ya sea que las siembres en un suelo húmedo o las envuelvas en una toalla de papel húmeda, comenzarán a cobrar vida.

Curiosamente, los científicos aún no comprenden completamente todo el proceso de una semilla que cobra vida. A medida que la semilla absorbe agua, el alimento almacenado en su interior se convierte en energía en forma de enzimas. Estas enzimas inician el crecimiento de las raíces y la brotación de las partes iniciales de la planta. El funcionamiento exacto de este proceso sigue siendo algo misterioso, ¡pero es fascinante de observar, ya seas un niño o un adulto!

Inténtalo

¿Estás listo para presenciar el brote de las semillas justo ante tus ojos? No necesitas un jardín o un espacio grande. Todo lo que necesitas son algunas semillas, tierra, un recipiente y un poco de paciencia.

Para obtener instrucciones fáciles de seguir y consejos útiles, simplemente ve en línea y visita «Plantar semillas y verlas crecer». Recuerda pedir permiso y ayuda a un adulto para este proyecto. Si es posible, toma muchas fotos para documentar el crecimiento de tus semillas.

Una vez que hayas terminado, comparte tu experiencia con otros amigos de Wonder publicando comentarios e imágenes en Facebook. ¡Estamos ansiosos por ver en qué se transforman tus semillas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *