Clara Barton: Una Gran Humanitaria

Respuesta rápida

Clara Barton fue una enfermera, maestra y humanitaria estadounidense. Es más conocida por fundar la Cruz Roja Americana en 1881. Barton dedicó su vida a ayudar a los demás, especialmente durante tiempos de guerra y desastre. Sirvió como enfermera durante la Guerra Civil, brindando atención a los soldados heridos en el frente de batalla. Después de la guerra, trabajó para identificar soldados desaparecidos y reunirlos con sus familias. Los esfuerzos de Barton en brindar ayuda y alivio a los necesitados la establecieron como pionera en el campo del trabajo humanitario. Su legado continúa inspirando y guiando el trabajo de la Cruz Roja Americana hoy en día.


Clarissa «Clara» Barton nació el 25 de diciembre de 1821 en Oxford, Massachusetts. Es ampliamente reconocida en los Estados Unidos por su destacado trabajo humanitario.

El viaje de Barton en la asistencia a los enfermos comenzó durante su infancia. Su hermano David fue su primer paciente cuando cayó de una viga en el granero familiar a los 11 años. Barton dedicó tres años a cuidarlo y aprender a administrar sus medicamentos.

Clara Barton fue una verdadera pionera en muchos aspectos. A pesar de que en ese momento la mayoría de los maestros eran hombres, ella siguió una carrera en la enseñanza. Más tarde, se convirtió en una de las primeras mujeres en trabajar para el gobierno federal.

En 1861, comenzó la Guerra Civil estadounidense y Barton estaba residiendo en Washington, D.C. Trabajaba como empleada en la Oficina de Patentes de los Estados Unidos. Pronto se dio cuenta de que los jóvenes soldados de la guerra necesitaban desesperadamente diversas formas de ayuda, como suministros médicos y alimentos.

Barton no esperó a que otros actuaran. En cambio, tomó el asunto en sus propias manos recolectando artículos esenciales. Apeló al público para solicitar donaciones y aprendió cómo almacenar y distribuirlos entre los soldados. Barton brindó apoyo adicional leyendo a los soldados, escribiendo cartas para ellos y ofreciendo oraciones.

Pronto, Barton descubrió que había necesidades aún más críticas en los campos de batalla. Solicitó permiso a los líderes gubernamentales y militares para llevar sus servicios voluntarios y suministros a las áreas donde eran más necesarios.

Eventualmente, Barton recibió permiso. Después de la Batalla de Cedar Mountain en 1862, llegó a un hospital de campaña en Virginia con un carro lleno de suministros, a medianoche. Un agradecido cirujano de ese hospital la describió más tarde como un ángel, diciendo: «Esa noche pensé que si el cielo alguna vez enviara un ángel… ella debía ser uno, su ayuda fue tan oportuna».

A partir de ese momento, Barton pasó a ser conocida como «el ángel del campo de batalla». Sirvió valientemente a los soldados en medio de las batallas más brutales de la Guerra Civil, arriesgando a menudo su propia vida. Estaba dispuesta a viajar a las líneas del frente, incluso durante el punto álgido de la batalla.

En 1869, Barton viajó a Europa, donde conoció el Comité Internacional de la Cruz Roja. A su regreso a los Estados Unidos en 1881, fundó la Cruz Roja Americana. Su visión para la organización era brindar ayuda durante desastres naturales y guerras.

Durante los siguientes 23 años, Barton lideró la Cruz Roja Americana. Siempre iba donde la necesidad era mayor. En 1896, viajó a Estambul para responder a la crisis humanitaria en el Imperio Otomano. Además, estableció la primera sede de la Cruz Roja Internacional Americana en Pekín, China.

¡Incluso Barton trabajó en hospitales en Cuba cuando tenía 77 años! Su última misión de campo como presidenta de la Cruz Roja Americana fue ayudar a las víctimas del huracán de Galveston en 1900. No se retiró de la Cruz Roja Americana hasta los 83 años.

Hoy en día, la Cruz Roja Americana continúa con la misión de Barton. Con la ayuda de miles de voluntarios, brinda ayuda a las víctimas de desastres y ayuda a prevenir, preparar y responder a emergencias. Muchas personas encuentran que es un lugar gratificante para ofrecer su tiempo y esfuerzo como voluntarios.

Prueba hacerlo

¿Listo para continuar tu viaje de aprendizaje? Solicita la ayuda de un amigo o familiar para participar en las actividades que se proporcionan a continuación.

  • Explora más información sobre la Cruz Roja. ¿Cuál era tu conocimiento previo sobre esta organización? ¿Qué nueva información adquiriste? Resume los cinco hechos más cautivadores que descubriste sobre la Cruz Roja y compártelos con un amigo o familiar.
  • Clara Barton no esperó a que otros hicieran la diferencia. Reconoció las necesidades dentro de su comunidad y tomó medidas para provocar un cambio. ¿Qué cambios puedes hacer en tu propia comunidad? Comienza compilando una lista de las necesidades que conoces en tu área. Busca la orientación de un amigo adulto o un familiar para obtener ayuda. Luego, discutan posibles formas en las que puedan contribuir. Explora oportunidades de voluntariado en las que tu familia pueda participar para tener un impacto positivo.
  • ¿Tu familia tiene un botiquín de primeros auxilios en casa? Familiarízate con la importancia de estar preparado para emergencias. A continuación, conversa con un miembro de tu familia sobre los suministros que ya están presentes en tu hogar. Colabora en la creación de un plan para mejorar tu botiquín de primeros auxilios agregando los elementos necesarios.

Fuentes de Maravilla

  • https://www.battlefields.org/learn/biographies/clara-barton (consultado el 25 de marzo de 2021)
  • https://www.redcross.org/about-us/who-we-are/history/clara-barton.html (consultado el 25 de marzo de 2021)
  • https://www.womenshistory.org/education-resources/biographies/clara-barton (consultado el 25 de marzo de 2021)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *