¿Cómo rescataron los británicos a los niños de los nazis?

Respuesta rápida

Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno británico lanzó una operación de rescate conocida como el Kindertransport para salvar a los niños de los nazis. Desde 1938 hasta 1940, aproximadamente 10.000 niños judíos fueron transportados desde Alemania, Austria y Checoslovaquia a lugares seguros en el Reino Unido. A estos niños se les dio la oportunidad de escapar de la persecución y comenzar una nueva vida lejos de los horrores de la guerra. El público británico desempeñó un papel crucial al proporcionar hogares de acogida y apoyo financiero para los niños. Este notable esfuerzo humanitario salvó innumerables vidas y demostró la compasión y la resiliencia del pueblo británico en un momento de gran adversidad.


Hoy en Wonderopolis, estamos explorando el Kindertransporte, que es el término alemán para «transporte de niños». Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis tenían como objetivo exterminar a los judíos, incluidos los niños. Numerosas organizaciones hicieron esfuerzos para ayudar a llevar a las personas a un lugar seguro. Las familias judías colaboraron con estas organizaciones para facilitar la evacuación de sus hijos de áreas peligrosas a través del Kindertransporte.

La iniciativa de proteger a los niños comenzó después de la Kristallnacht, cuando los nazis lanzaron ataques contra personas judías y sus propiedades, arrestando a personas, demoliendo edificios y saqueando tiendas. Aproximadamente 10,000 jóvenes de regiones controladas por los nazis, incluyendo Alemania, Austria, Polonia y Checoslovaquia, huyeron a pie, abordaron trenes y luego tomaron barcos para llegar a Inglaterra.

Florence Nankivell estableció y acompañó al primer grupo de 196 niños de un orfanato. Los nazis lo habían incendiado durante la Kristallnacht. Nankivell trasladó a los jóvenes desde Berlín, Alemania, y llegó a Harwich, Gran Bretaña al día siguiente, el 2 de diciembre de 1938. Muchas personas ayudaron a garantizar la seguridad de los niños en Gran Bretaña hasta septiembre de 1939, cuando la guerra cerró las fronteras.

El 14 de mayo de 1940, el último Kindertransporte conocido partió de los Países Bajos, el mismo día que Holanda se rindió ante Alemania.

En el video que se muestra en la galería de este Wonder, Edith Maniker comparte su experiencia en el Kindertransporte. Mona Golabek cuenta cómo la historia de su madre, escapando en el Kindertransporte de la Viena ocupada por los nazis para vivir en Willesden Lane, impactó su vida.

Los niños traídos a Inglaterra tenían menos de 17 años. Sus familias no podían abandonar el país debido a leyes estrictas. Personas de numerosos países ayudaron a reubicar a estos niños predominantemente judíos.

Los niños fueron colocados en hogares de acogida aprobados. Estos hogares recibían apoyo financiero semanal o mensual para ayudar en el cuidado de estos niños. Numerosas organizaciones, tanto religiosas como no religiosas, colaboraron para organizar lugares donde los refugiados pudieran quedarse. Apelaron a la gente de Gran Bretaña para que abrieran sus hogares a estos niños y aseguraron que estarían a salvo.

Cada niño recibió £50 para reunirse con sus familias. Sin embargo, cuando terminó la guerra, muchos de ellos no tenían familia a la que regresar. Sus familiares habían perecido en el Holocausto. Varios de estos jóvenes permanecieron en Gran Bretaña, mientras que otros se trasladaron a Israel, Estados Unidos, Canadá o Australia.

Sin embargo, sus historias no terminaron allí. Los hijos del Kindertransporte y sus familias tienen la oportunidad de unirse a un grupo llamado Asociación de Refugiados Judíos (AJR). Esta organización ofrece ayuda y apoyo a refugiados y sobrevivientes del Holocausto de cualquier país ocupado por los nazis. También dan la bienvenida a familiares como miembros. La AJR, fundada en 1941 por refugiados judíos de Europa Central, también organiza eventos para que los sobrevivientes se reúnan.

Una de estas reuniones tuvo lugar el 1 de septiembre de 2022 en Harwich. Ese día, se inauguró una estatua llamada «Refugio seguro». Esta estatua se une a otras en Londres, Inglaterra; Gdansk, Polonia; Berlín y Hamburgo, Alemania; Praga, Checoslovaquia; y el Hook de Holanda en los Países Bajos. Cada uno de estos sitios es importante para el Kindertransporte y las personas afectadas por él.

Los niños del Kindertransporte mostraron resiliencia al dejar a sus familias y trasladarse a otro país. Hoy en día, todos necesitamos educarnos más sobre el Holocausto y sobre los demás para evitar la necesidad de otro Kindertransporte. ¿Qué sabes sobre el Holocausto? ¿Qué sabes sobre el judaísmo? Puedes encontrar más información sobre estos temas y más en nuestra Colección de Patrimonio Judío.

Preservar los recuerdos es una parte esencial de la experiencia humana, y el Archivo Histórico Visual de la Fundación Shoah de la USC contiene más de 55,000 testimonios de sobrevivientes y testigos. Estos testimonios, utilizando audio y video, tienen como objetivo educar a las futuras generaciones sobre el Holocausto y otras atrocidades. La misión del Instituto es desarrollar empatía, comprensión y respeto a través de los testimonios, para que la próxima generación comprenda la importancia de aprender del Holocausto y hacer del mundo un lugar mejor. La plataforma IWitness de la Fundación Shoah de la USC presenta muchos de estos testimonios, que fueron recopilados a través de entrevistas grabadas para contar las historias de los sobrevivientes y testigos.

Pruébalo

Encuentra a un amigo o familiar para compartir estas actividades:

– Examina las estatuas en la galería y la estatua más nueva en Harwich, Inglaterra. Compara las similitudes y diferencias entre estas estatuas creando un diagrama de Venn o utilizando una plantilla de Canva. Enfócate en las esculturas conmemorativas que celebran el Kindertransporte.

– Imagínate huyendo de tu país, similar a los niños en los Kindertransporte. Decide qué llevarías contigo en una pequeña bolsa. Haz una lista o empaca una maleta virtual utilizando materiales de arte o Canva. Escribe un párrafo explicando por qué elegiste esos elementos y qué significan para ti.

– Si estás interesado en aprender más sobre el Kindertransporte, lee la Breve Historia proporcionada y mira el video para obtener una mejor comprensión del proceso que las familias atravesaron para ayudar a los niños a escapar de las regiones ocupadas por los nazis.

Fuentes de maravilla

– Diccionario Britannica (consultado el 8 de mayo de 2023) – https://www.britannica.com/dictionary

– Archivos Nacionales (consultado el 7 de noviembre de 2022) – https://www.nationalarchives.gov.uk/education/resources/kindertransport/

– Asociación de Refugiados Judíos (consultado el 7 de noviembre de 2022) – https://ajr.org.uk/special-interest/kindertransport/

– The Guardian (consultado el 7 de noviembre de 2022) – https://www.theguardian.com/world/2015/jul/03/forgotten-heroes-of-the-kindertransports

– Trust del Día Conmemorativo del Holocausto (consultado el 7 de noviembre de 2022) – https://www.hmd.org.uk/learn-about-the-holocaust-and-genocides/the-holocaust/kindertransport-refugees/

– Britannica (consultado el 7 de noviembre de 2022) – https://www.britannica.com/event/Kindertransport

– Monumento al Kindertransporte (consultado el 7 de noviembre de 2022) – https://kindertransport-memorial.org/

– Yad Vashem (consultado el 5 de mayo de 2023) – https://www.yadvashem.org/podcast/kindertransport-podcast.html

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Cómo salvaron los británicos a los niños de los nazis?

Los británicos salvaron a los niños de los nazis a través de diversos esfuerzos de rescate durante la Segunda Guerra Mundial. Una de las iniciativas más conocidas fue el Kindertransporte, que tuvo lugar entre 1938 y 1940. Este programa permitió que alrededor de 10,000 niños judíos escaparan de Alemania, Austria, Checoslovaquia y Polonia para encontrar seguridad en Gran Bretaña. Estos niños fueron colocados en hogares de crianza, escuelas y albergues, brindándoles la oportunidad de reconstruir sus vidas lejos de la amenaza de persecución.

2. ¿Qué fue el Kindertransporte?

El Kindertransporte fue una operación de rescate organizada por organizaciones judías británicas y cuáqueras en colaboración con el gobierno británico. Consistió en el transporte de niños judíos al Reino Unido para protegerlos de la persecución nazi. Los niños viajaron en tren y barco, dejando atrás a sus familias y llegando a Gran Bretaña solo con una pequeña maleta. El Kindertransporte fue un esfuerzo humanitario que brindó a estos niños seguridad y refugio en un momento de inmenso peligro.

3. ¿Cómo se seleccionaron los niños para el Kindertransporte?

Los niños seleccionados para el Kindertransporte eran principalmente niños judíos que estaban en riesgo de persecución en los países ocupados por los nazis. El proceso de selección involucraba evaluaciones de su vulnerabilidad y la urgencia de su situación. Se les dio prioridad a los niños que eran huérfanos, tenían padres en campos de concentración o vivían en peligro extremo. Las organizaciones judías trabajaron en estrecha colaboración con el gobierno británico para identificar y priorizar a los niños más necesitados de rescate.

4. ¿Qué les sucedió a los niños después de llegar a Gran Bretaña?

Después de llegar a Gran Bretaña, los niños del Kindertransporte fueron ubicados en refugios temporales, como escuelas, albergues y hogares de crianza. Muchos fueron acogidos por familias británicas que les brindaron amor, cuidado y un entorno seguro. Se hicieron esfuerzos para reunir a los niños con sus familias, pero desafortunadamente no todos tuvieron éxito. Algunos niños permanecieron en Gran Bretaña y construyeron nuevas vidas allí, mientras que otros emigraron eventualmente a otros países.

5. ¿Cuál es el legado de los esfuerzos británicos para salvar a los niños de los nazis?

Los esfuerzos británicos para salvar a los niños de los nazis han tenido un impacto duradero. El Kindertransporte es ampliamente considerado como un notable logro humanitario, y los niños que fueron salvados han seguido contribuyendo en diversos campos e industrias en Gran Bretaña y más allá. El legado del Kindertransporte sirve como un recordatorio de la importancia de la compasión, la empatía y la disposición para ayudar a quienes lo necesitan, incluso frente a grandes adversidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *