¿Quién fue Muhammad Ali?

Respuesta rápida

Muhammad Ali fue un icónico boxeador profesional y activista social. Nacido como Cassius Clay en 1942, alcanzó la fama en la década de 1960 como campeón peso pesado. El estilo único de boxeo de Ali, su carisma y personalidad franca lo convirtieron en una figura querida en todo el mundo. Se hizo conocido por su famosa frase «Flota como una mariposa, pica como una abeja». Fuera del ring, Ali fue un defensor vocal de los derechos civiles y se opuso a la Guerra de Vietnam, lo que llevó a su suspensión del boxeo durante tres años. A pesar de enfrentar numerosos desafíos, el legado de Ali como ícono deportivo y figura social influyente continúa inspirando a las generaciones.


Comencemos el Wonder de hoy con una historia. En 1954, un niño de 12 años en Louisville, Kentucky, descubrió que su querida bicicleta había sido robada. Enfadado y triste, fue al cercano Columbia Gym donde informó del robo a un oficial de policía llamado Joe Martin, quien también entrenaba boxeadores en el gimnasio. Martin se ofreció a enseñarle al chico a pelear.

¿Estás familiarizado con esta historia? Si es así, sabrás que el chico aceptó la oferta de Martin y aprendió el deporte del boxeo. Más tarde, ganó fama y fue llamado El Más Grande por muchos. Algunos se referían a él como el Bocón de Louisville. Era conocido por su agilidad y fuerza. ¡Así es! El Wonder de hoy está dedicado a la vida de Muhammad Ali.

Bajo la guía de Joe Martin, Ali rápidamente mostró promesa como boxeador. Entrenó diligentemente y ganó varios torneos nacionales. Luego, en 1960, representó a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos celebrados en Roma. Ali ganó la medalla de oro en boxeo en su categoría de peso.

Sin embargo, en casa, Ali experimentó discriminación. El Movimiento de Derechos Civiles de los años 60 estaba en pleno apogeo, y Ali estaba frustrado de ser tratado como un ciudadano de segunda clase. Según una leyenda, Ali lanzó su medalla de oro al río Ohio después de que se le negara el servicio en un mostrador de almuerzo segregado en Louisville. ¿Es cierta esta historia? Nadie puede decirlo con certeza. Curiosamente, el paradero de la medalla de oro de Ali sigue siendo desconocido hasta el día de hoy.

Pronto, el joven boxeador se hizo tan famoso por su personalidad como por sus habilidades en el ring. El encanto, ingenio y confianza de Ali eran incomparables. A menudo hablaba en rimas. Antes de una pelea, Ali predecía la ronda en la que saldría victorioso. Nunca dudó en reconocer su propio talento, de hecho, se refería a sí mismo como «El Más Grande» mucho antes de que alguien más lo hiciera.

En febrero de 1964, Ali puso su mirada en un premio aún mayor que el oro olímpico. Desafió a Sonny Liston a una pelea por el campeonato mundial de peso pesado. Ali afirmó con confianza que ganaría en la octava ronda. Muchos dudaron de él, creyendo que Liston derrotaría fácilmente al joven boxeador. Sin embargo, Ali demostró que estaban equivocados al ganar la pelea en solo seis rondas.

Dos días después de convertirse en el campeón mundial de peso pesado, Ali anunció públicamente su conversión al Islam. También reveló que se había unido a la Nación del Islam, una organización de musulmanes afroamericanos en los Estados Unidos. Su amigo Malcolm X le había presentado sus enseñanzas. En ese momento, el grupo era conocido por abogar por el nacionalismo negro y los principios del Islam.

En 1966, Ali recibió un aviso de que había sido reclutado en el ejército de los Estados Unidos. Él había sido abiertamente opuesto a la Guerra de Vietnam, afirmando que no tenía ninguna disputa con el Vietcong. Ali declaró: «El verdadero enemigo de mi pueblo está aquí», explicando que no participaría en la guerra mientras él y otros afroamericanos fueran negados en sus derechos humanos básicos en los Estados Unidos. En abril de 1967, Ali se negó oficialmente a servir en la guerra. Citó su fe musulmana y reclamó el estatus de objetor de conciencia.

Ali fue condenado a cinco años de prisión, pero apeló la condena y permaneció en libertad. A pesar de esto, perdió su título y fue prohibido de boxear en los Estados Unidos, lo que provocó críticas generalizadas por su percibida falta de patriotismo.

Sin embargo, en 1970, la condena de Ali fue anulada por la Corte Suprema, y él estaba decidido a recuperar su título. Desafió a Joe Frazier en 1971, pero después de 15 agotadoras rondas, Frazier salió como el ganador, marcando la primera derrota en la carrera de Ali.

Pero Ali no permitió que esa derrota lo desanimara. Siguió entrenando y dos años después, tuvo una revancha con Frazier y salió victorioso. En 1974, Ali derrotó a George Foreman y se convirtió en el campeón mundial de peso pesado por segunda vez. Continuó perdiendo y recuperando el título por tercera vez en 1978.

Ali se retiró del boxeo en 1981, dejando atrás un récord de 56 victorias, incluyendo 37 nocauts, y solo cinco derrotas. Sus logros llevaron a su inducción al Salón de la Fama Internacional del Boxeo en 1990. También tuvo el honor de encender la Llama Olímpica en 1996 y recibir la Medalla de la Libertad en 2005.

Además de su carrera en el boxeo, Ali abandonó la Nación del Islam pero permaneció como un devoto musulmán durante el resto de su vida. Dedicó su tiempo a la filantropía, especialmente apoyando organizaciones como las Olimpiadas Especiales, la Fundación Make-a-Wish y el Centro de Parkinson Muhammad Ali. También estableció el Centro Muhammad Ali en Louisville en 2005, con el objetivo de inspirar a otros a alcanzar su máximo potencial.

El 3 de junio de 2016, Muhammad Ali falleció, dejando un legado como uno de los mejores atletas de todos los tiempos. Sus icónicas técnicas de boxeo, como el Ali Shuffle y el rope-a-dope, todavía se recuerdan hoy en día. Sin embargo, se cree que su legado más importante es su deseo de inspirar respeto y unidad entre las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *