¿Cómo funciona la órbita?

Respuesta rápida

La órbita es el movimiento de un objeto alrededor de otro objeto debido a la fuerza de la gravedad. Ocurre cuando la velocidad y la dirección del movimiento de un objeto están equilibradas por la atracción gravitatoria del objeto más grande. Esto crea una trayectoria curva, llamada órbita, en lugar de una línea recta. El objeto en órbita cae continuamente hacia el objeto más grande pero también avanza, lo que hace que constantemente se pierda del objeto más grande. Este delicado equilibrio entre el movimiento hacia adelante del objeto y la atracción de la gravedad lo mantiene en una órbita estable. Satélites y planetas, como la Tierra, orbitan alrededor de cuerpos celestes más grandes utilizando este principio.


¿Alguna vez has tomado un momento para pensar en la gran cantidad de objetos en nuestro universo? Hay planetas, como el que habitamos. Hay estrellas, como la que nuestro planeta está continuamente girando alrededor. Y luego hay innumerables cometas, asteroides, agujeros negros y otros cuerpos celestes que ocupan el vacío al que llamamos espacio.

Probablemente ya entiendas que nuestra Tierra orbita alrededor del Sol. Esto también es cierto para todos los demás planetas de nuestro sistema solar. Además, la mayoría de estos planetas están acompañados por lunas, similares a la nuestra. El término que usamos para la trayectoria de un objeto que se mueve alrededor de otro es una órbita. La mayoría de los objetos en el universo giran alrededor de algo más. ¿Alguna vez te has preguntado por qué?

¿Cómo funciona la órbita? Se puede explicar mediante dos conceptos fundamentales en la ciencia. El primero es la gravedad. Esta es la fuerza que hace que los objetos se atraigan entre sí. Está influenciada por la masa, que es la cantidad de materia presente en un objeto. Cuanto mayor sea la masa de un objeto, más fuerte será su fuerza gravitatoria.

El segundo concepto involucrado es la primera ley del movimiento de Newton. Afirma que un objeto permanecerá en reposo o en movimiento a menos que actúe sobre él una fuerza externa. Cuando un objeto está en movimiento, continuará moviéndose a la misma velocidad y en la misma dirección a menos que otra fuerza, como la gravedad, lo empuje o lo tire.

Toma la Tierra como ejemplo. Sin el Sol, nuestro planeta se movería a una velocidad y dirección constantes. Sin embargo, el Sol tiene una masa mayor que cualquier otro objeto en nuestro sistema solar. Como resultado, su atracción gravitatoria es muy fuerte. El movimiento de la Tierra combinado con la gravedad del Sol trabajan juntos para formar nuestra órbita. La trayectoria de la Tierra alrededor del Sol no es un círculo perfecto, sino elíptico, parecido a un óvalo.

Este mismo principio se aplica a todos los demás planetas en nuestro sistema solar. Todos son satélites del Sol. ¿Puedes pensar en algún satélite no planetario? ¡Correcto! La Luna es otro satélite. Orbita alrededor de la Tierra.

Los planetas y las lunas son satélites naturales. Esto significa que son objetos naturales que orbitan alrededor de otro objeto natural. Es posible que también sepas que el cinturón de asteroides también gira alrededor del Sol. ¿Pero sabías que todo nuestro sistema solar también está en órbita? ¡Es verdad! Nuestro sistema solar está constantemente orbitando alrededor del agujero negro en el centro de la Galaxia de la Vía Láctea.

Además, el espacio contiene satélites artificiales. Estos son objetos creados por humanos y colocados en órbita. Estos satélites pueden tener diversos propósitos, como recopilar información sobre planetas distantes.

¿Qué mantiene a los objetos artificiales en órbita? Son las mismas dos fuerzas que causan la órbita de los planetas y las lunas. Cuando los humanos lanzan un satélite al espacio, se programa para viajar a una velocidad específica. Interactúa con la atracción gravitatoria de un objeto más grande, como un planeta, lo que permite que el satélite permanezca en órbita.

¿El Wonder de hoy realmente capturó tu atención? Nuestro universo está lleno de fenómenos fascinantes que nos mantienen curiosos. ¡Nos encanta que te unas a nosotros en este viaje alrededor del Sol!

Pruébalo

¿Estás listo para seguir aprendiendo? ¡Encuentra a un adulto que pueda ayudarte con estas actividades!

– ¿Alguna vez te has preguntado por qué la órbita de la Tierra es elíptica? Descubre más sobre las diferentes formas que pueden tener las órbitas y comparte tus nuevos conocimientos con un amigo o un miembro de la familia. Explora qué factores contribuyen a la forma del camino de nuestro planeta alrededor del Sol y considera si alguna vez es posible una órbita perfectamente circular.

– Mientras que la Tierra tarda aproximadamente 365 días en completar una órbita alrededor del Sol, ¿alguna vez te has preguntado sobre los períodos orbitales de otros planetas? Investiga por qué algunos planetas tienen órbitas mucho más cortas o más largas. Crea una herramienta visual, como un póster o una presentación, para educar a otros sobre las órbitas de los planetas en nuestro sistema solar.

– El espacio es realmente fascinante, ¿verdad? Haz una lista de otras preguntas que tengas sobre nuestro universo y busca la ayuda de un adulto para realizar tu propia investigación en línea o en la biblioteca local. Anota los datos interesantes que descubras. ¡Disfruta del proceso y mantén viva tu curiosidad!

Fuentes de información

  • https://www.nasa.gov/audience/forstudents/5-8/features/nasa-knows/what-is-orbit-58.html (accedido el 28 de octubre de 2020)
  • https://www.nationalgeographic.org/encyclopedia/orbit/ (accedido el 28 de octubre de 2020)
  • https://www.esa.int/Enabling_Support/Space_Transportation/Types_of_orbits (accedido el 28 de octubre de 2020)
  • https://www.space.com/24839-satellites.html (accedido el 28 de octubre de 2020)
  • https://www.nesdis.noaa.gov/content/why-don%E2%80%99t-satellites-fall-out-sky (accedido el 28 de octubre de 2020)
  • https://learnersdictionary.com/ (accedido el 28 de octubre de 2020)

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Cómo funciona la órbita?

La órbita es el resultado de un delicado equilibrio entre la fuerza de gravedad de un cuerpo celestial y el movimiento hacia adelante de otro objeto. En términos simples, un objeto puede orbitar alrededor de un objeto más grande porque está constantemente cayendo hacia él debido a la gravedad, pero también tiene suficiente velocidad horizontal para evitar chocar con él. Esta combinación de la fuerza gravitatoria y el movimiento hacia adelante crea un camino curvado, conocido como órbita.

2. ¿Cómo es diferente la órbita del vuelo?

La órbita y el vuelo son conceptos fundamentalmente diferentes. El vuelo implica el uso de alas o motores para generar sustentación y contrarrestar la fuerza de gravedad, permitiendo que un objeto se mantenga en el aire. Por otro lado, la órbita se basa únicamente en la fuerza gravitatoria entre dos objetos. En la órbita, no hay necesidad de alas o motores para mantener el movimiento, ya que el objeto está constantemente cayendo hacia el cuerpo más grande mientras se mueve hacia adelante.

3. ¿Puede cualquier objeto orbitar alrededor de otro objeto?

Técnicamente, cualquier objeto puede orbitar alrededor de otro objeto siempre y cuando tenga suficiente velocidad horizontal y esté dentro de la influencia gravitatoria del cuerpo más grande. Sin embargo, el tamaño y la masa de los objetos involucrados juegan un papel significativo. Por ejemplo, un planeta con una masa mucho mayor tendrá una fuerza gravitatoria más fuerte, lo que facilitará que objetos más pequeños como lunas orbiten alrededor de él. En contraste, los objetos más pequeños pueden requerir una velocidad extremadamente alta para mantener una órbita alrededor de un cuerpo más grande.

4. ¿Cómo mantienen los satélites su órbita?

Los satélites mantienen su órbita ajustando constantemente su velocidad y altitud. Para mantenerse en órbita, un satélite debe lograr un delicado equilibrio entre la fuerza de gravedad de la Tierra y su propio movimiento hacia adelante. Si la velocidad del satélite es demasiado baja, caerá de vuelta a la Tierra. Si su velocidad es demasiado alta, escapará de la fuerza gravitatoria de la Tierra. Mediante pequeños ajustes a su velocidad y altitud utilizando propulsores o asistencias gravitatorias de otros cuerpos celestes, un satélite puede mantener su órbita durante un período prolongado de tiempo.

5. ¿Qué sucede si la velocidad de un objeto cambia en órbita?

Si la velocidad de un objeto cambia en órbita, alterará la forma y el tamaño de su órbita. Aumentar la velocidad hará que la órbita del objeto sea más grande, mientras que disminuir la velocidad dará como resultado una órbita más pequeña. Sin embargo, el cambio en la velocidad debe ser lo suficientemente significativo como para superar la fuerza gravitatoria del cuerpo más grande para que el objeto escape o entre en una órbita diferente. De lo contrario, el objeto continuará orbitando en un nuevo camino elíptico determinado por su velocidad alterada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *