¿Los bebés tienen un amor innato por la música?

¿Disfrutas escuchando tus canciones favoritas mientras viajas en un coche? Tal vez uses un teléfono inteligente o una tableta para transmitir música y sumergirte en un mundo de felicidad musical. Muchos entusiastas de la música afirman haber amado la música desde que pueden recordar. De hecho, algunas personas no pueden recordar un momento en que no hayan tenido una pasión por la música. ¿Es posible que alguien ame la música desde el momento en que nace? ¡Podría ser!

Aquellos que pasan una cantidad significativa de tiempo cerca de los niños son conscientes de su afinidad por la música. Incluso los bebés responden positivamente a la música. Esto es particularmente evidente con las canciones de cuna, que se utilizan para calmar a los bebés inquietos y ayudarlos a dormir. A medida que crecen, los niños aprenden rápidamente las canciones infantiles, a menudo cuando se les expone a historias y a la lectura por primera vez.

¿Cómo se desarrolla este amor por la música? Los científicos no están completamente seguros. Sin embargo, saben que la audición de los bebés se desarrolla varios meses antes del nacimiento. En el útero, es posible que los bebés puedan escuchar sonidos externos, como música o el canto de sus madres.

Los científicos no comprenden completamente por qué los bebés reaccionan a la música de la manera en que lo hacen. Sin embargo, algunas investigaciones han proporcionado información sobre el impacto de la música en el comportamiento de los bebés. Un estudio descubrió que los bebés en unidades de cuidados intensivos ganaban peso a un ritmo más rápido cuando escuchaban solo media hora de música al día. Esto les ayudaba a abandonar el hospital y regresar a casa antes.

Otro estudio reciente sugiere que los bebés prefieren la música en lugar del habla. Incluso parecen estar naturalmente inclinados a moverse al ritmo de la música. Entonces, si alguna vez has sentido que naciste para bailar, ¡quizás realmente lo fuiste! Los investigadores creen que la música y el baile pueden ser formas esenciales de comunicación social.

Presentar a los bebés a la música desde temprana edad, e incluso antes del nacimiento, puede ayudarles a aprender nuevas habilidades más rápidamente. Los estudios indican que escuchar música temprano en la vida puede mejorar la creatividad y la memoria. También puede tener un impacto positivo en la inteligencia espacial y las habilidades matemáticas. Muchos expertos también afirman que la música puede ayudar en el desarrollo de habilidades lingüísticas. Ayuda a los niños a comprender las diferencias entre los sonidos y reconocer el ritmo, al tiempo que mejora la inteligencia emocional.

Escuchar música también puede aumentar la felicidad. Al igual que un buen libro, una canción alegre puede levantar el ánimo y traer alegría en un día sombrío. Parece que los seres humanos están inherentemente programados para apreciar y disfrutar de la música y el baile. Así que sigue adelante y canta tu canción y baila tu danza porque, por alguna razón, ¡naciste para hacerlo!

Inténtalo

Esperamos que el Wonder de hoy te haya hecho cantar con alegría. Únete a un amigo o miembro de la familia y canta en voz alta mientras participas en una o más de las siguientes actividades:

  • ¿Alguna vez te has preguntado qué música era popular en el día en que naciste? ¡Descúbrelo! Echa un vistazo a Birthday Jams para descubrir la canción número uno en tu fecha de nacimiento. Pide ayuda a un adulto para encontrar la canción en línea y escúchala. ¿Qué piensas al respecto? ¿Te gusta o no? Explica tus opiniones a un amigo o familiar.
  • Imagina que pronto tendrás un nuevo hermano o hermana. Si quieres introducirlos a buena música desde el principio, ¿qué recomendarías? ¿Eres un experto en música? ¿Sugerirías las últimas tendencias en bandas adolescentes? ¿O los guiarías hacia los clásicos? En ese caso, ¿qué canciones se consideran clásicas? Haz una lista de canciones que te gustaría que tu hermanito/a aprendiera y disfrutara lo antes posible. Comparte tu lista con amigos y familiares. ¿Qué canciones agregarían a tu lista?
  • ¡Participa en uno de estos 7 fascinantes experimentos científicos de sonido! Busca ayuda de un adulto y asegúrate de tener todos los suministros necesarios antes de comenzar. Luego, diviértete aprendiendo más sobre música y sonido a través de la actividad que elijas.

Fuentes de maravilla

  • https://www.tinylove.com/us_en/articles/the-importance-of-music (consultado el 07 de junio de 2021)
  • https://www.washington.edu/news/2016/04/25/music-improves-baby-brain-responses-to-music-and-speech/ (consultado el 07 de junio de 2021)
  • https://www.bbc.co.uk/programmes/articles/3mrRxx8pbF4Q2hVcSPw2JFj/why-do-babies-love-music-so-much (consultado el 07 de junio de 2021)
  • https://wusfnews.wusf.usf.edu/health-news-florida/2019-05-01/music-therapy-in-nicus-can-help-babies-get-home-sooner (consultado el 07 de junio de 2021)

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Los bebés nacen con un amor innato por la música?

Los bebés no nacen con un amor innato por la música, pero sí tienen una predisposición natural para responder a los sonidos y ritmos. La investigación sugiere que los bebés son sensibles a los elementos musicales del ritmo, la melodía y el tono desde muy temprana edad. Pueden reconocer y responder a melodías familiares, y sus cerebros muestran actividad en áreas asociadas con el procesamiento de la música. Sin embargo, las preferencias individuales por géneros o estilos musicales específicos se desarrollan con el tiempo y son influenciadas por la exposición y los factores culturales.

2. ¿A qué edad pueden los bebés comenzar a apreciar la música?

Los bebés pueden comenzar a apreciar la música desde el nacimiento. Han estado expuestos al sonido del latido del corazón y la voz de su madre en el útero, por lo que ya están familiarizados con ciertos tipos de sonidos. Los bebés de apenas unos meses de edad pueden reconocer canciones familiares y reaccionar a la música moviendo sus cuerpos, sonriendo e incluso balbuceando. A medida que crecen y se desarrollan sus habilidades cognitivas, pueden mostrar respuestas más complejas a la música y participar activamente con ella a través del baile, aplaudiendo o jugando con juguetes musicales.

3. ¿Cómo beneficia la exposición a la música a los bebés?

La exposición a la música puede tener numerosos beneficios para el desarrollo de los bebés. Puede ayudar a estimular sus habilidades cognitivas, lingüísticas y motoras. La música activa diversas áreas del cerebro, promoviendo conexiones neuronales y mejorando la memoria y la atención. También puede ayudar a regular las emociones y fortalecer el vínculo entre los bebés y sus cuidadores. Cantar y escuchar música con los bebés puede crear un ambiente tranquilo y reconfortante, promoviendo la relajación y un mejor sueño. Además, la música proporciona oportunidades de interacción social y puede contribuir al desarrollo de un sentido del ritmo y la coordinación.

4. ¿Puede la música ayudar a calmar a los bebés inquietos?

Sí, la música puede ser una herramienta valiosa para calmar a los bebés inquietos. Las cualidades rítmicas y melódicas de la música tienen un efecto tranquilizador y pueden ayudar a distraer a los bebés del malestar o la agitación. Las suaves y delicadas canciones de cuna o la música clásica pueden crear una atmósfera relajante, promoviendo la relajación y el sueño. Cantar o tocar música para un bebé inquieto también puede proporcionar una fuente de confort y seguridad, ya que los sonidos y melodías familiares pueden imitar la sensación de estar en el útero. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada bebé es único y diferentes bebés pueden responder de manera diferente a varios tipos de música.

5. ¿Puede la exposición a la música mejorar el desarrollo del lenguaje en los bebés?

La exposición a la música puede, de hecho, mejorar el desarrollo del lenguaje en los bebés. Estudios han demostrado que los bebés que están expuestos regularmente a la música tienden a tener mejores habilidades lingüísticas, incluyendo vocabulario, pronunciación y comprensión. La música ayuda a los bebés a distinguir entre diferentes sonidos y ritmos, lo que a su vez mejora su capacidad para reconocer y reproducir patrones de habla. Cantar canciones de cuna y canciones con letras repetitivas también puede apoyar la adquisición del lenguaje y proporcionar una forma divertida y atractiva para que los bebés aprendan nuevas palabras y frases. Además, la música puede ayudar a los bebés a desarrollar sus habilidades de escucha y su capacidad de atención, ambos aspectos cruciales para el desarrollo del lenguaje.

6. ¿Cómo pueden los padres incorporar la música en las rutinas diarias de sus bebés?

Los padres pueden incorporar la música en las rutinas diarias de sus bebés de varias formas. Pueden poner música suave de fondo durante la alimentación o la siesta para crear un ambiente tranquilo. Cantar canciones de cuna o canciones infantiles antes de acostarse puede ayudar a señalar a los bebés que es hora de dormir. Se pueden introducir juguetes o instrumentos musicales durante el tiempo de juego para fomentar la interacción y la exploración. Los padres también pueden asistir a clases o grupos de música específicamente diseñados para bebés, donde pueden cantar, bailar y participar en actividades relacionadas con la música juntos. En última instancia, la clave es hacer de la música una parte regular y agradable de la vida diaria de los bebés, brindándoles la oportunidad de experimentar y explorar diferentes sonidos, ritmos y melodías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *