¿Mejora el ejercicio las habilidades cognitivas?

Respuesta rápida

Se ha demostrado que el ejercicio tiene un impacto positivo en la función cognitiva y puede mejorar la salud del cerebro. La actividad física regular aumenta el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo que puede mejorar la memoria, la atención y la creatividad. El ejercicio también estimula la liberación de sustancias químicas llamadas endorfinas, que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés, lo que lleva a un mejor rendimiento cognitivo. Además, la actividad física promueve el crecimiento de nuevas neuronas en el cerebro, mejorando así la función cerebral en general. Si bien el ejercicio por sí solo no te hace «más inteligente» en términos de coeficiente intelectual, ciertamente puede mejorar las habilidades cognitivas y contribuir a una mejor salud cerebral.


¿Eres fanático del ejercicio físico? ¿Cuál es tu forma preferida de mantenerse activo? ¿Disfrutas participando en deportes de equipo como vóley o béisbol? ¿O prefieres salir a correr largas distancias solo? ¡Tal vez levantar pesas o hacer flexiones y abdominales sea más tu estilo!

Es ampliamente conocido que el ejercicio es beneficioso para el cuerpo. Ayuda a fortalecer los músculos y mantener la salud de órganos vitales, como el corazón. ¿Pero puede el ejercicio también mejorar las habilidades cognitivas?

¡Es posible! El trabajo mental en el que te involucras en la escuela puede compararse con el ejercicio para tu cerebro. Aprender y pensar sin duda contribuyen al crecimiento intelectual. Sin embargo, ¿cómo puede el ejercicio físico ayudar en este proceso?

Los investigadores han descubierto que el ejercicio puede desempeñar un papel en el mejoramiento del aprendizaje y la memoria. Básicamente, el ejercicio puede mejorar tu rendimiento en cualquier actividad que realices. No obstante, se necesitan más estudios para determinar los mecanismos exactos a través de los cuales el ejercicio optimiza la función cerebral.

Algunos investigadores han propuesto teorías sobre cómo el ejercicio puede ser beneficioso. Por ejemplo, los científicos argumentan que el ejercicio estimula el sistema nervioso del cuerpo, lo que resulta en la liberación de sustancias químicas como la serotonina y la dopamina, que promueven sentimientos de felicidad y tranquilidad.

Esto puede explicar por qué muchas personas se sienten más energizadas y alertas después de hacer ejercicio. Cuando te sientes mejor, tu pensamiento se vuelve más claro y tu capacidad de concentración mejora. En general, el ejercicio te permite funcionar a un nivel más alto.

Otros señalan estudios que demuestran que el ejercicio puede estimular el crecimiento de nuevas células cerebrales. A medida que tu cerebro se expande, las áreas asociadas con la memoria y el aprendizaje también crecen, lo que lleva a una mejora general en la función cerebral.

Entonces, ¿cuánto ejercicio es necesario para optimizar la función cerebral? Los expertos creen que tan solo 15-30 minutos al día, tres veces por semana, pueden ser suficientes para mejorar las habilidades cognitivas. Sin embargo, participar en actividad física durante 30-60 minutos al día, cuatro o cinco veces por semana, es aún más beneficioso.

Al igual que con cualquier forma de ejercicio, cuanto más esfuerzo inviertas, mayores serán las recompensas. El ejercicio ofrece numerosos beneficios para el cuerpo, así que trata de incorporar la mayor cantidad posible de actividad física en tu rutina diaria o semanal. Solo recuerda comenzar lentamente y permitir que tu cuerpo se adapte a niveles más altos de ejercicio.

Anímate a Intentarlo

¿Listo para potenciar tu capacidad cerebral? Así es. Es hora de poner en práctica lo que aprendiste del Wonder de hoy. Encuentra a un amigo o miembro de la familia entusiasta que te acompañe a explorar una o más de las siguientes actividades:

  1. ¿Estás listo para participar en actividad física? ¡Excelente! Sin embargo, antes de comenzar, te recomendamos que te sientes. Sentarse no parece ejercicio, pero es un paso esencial. Antes de intentar cualquier actividad extenuante, siéntate con tus padres y piensen juntos formas de incorporar el ejercicio en tu rutina diaria o semanal. Hacer unas cuantas abdominales antes de un examen no mejorará significativamente tus calificaciones. Para beneficiarte realmente del ejercicio, necesitas convertirlo en una parte regular de tu estilo de vida. Esto requiere el apoyo de tus amigos y familiares. Determina qué tipos de ejercicio disfrutas y examina tu horario para encontrar oportunidades de incorporar actividades físicas en tu rutina diaria. Una vez que tengas un plan, ¡ponlo en acción! El ejercicio físico regular no solo mejora tu salud, sino que también puede mejorar tus habilidades cognitivas.
  2. ¿Puede el ejercicio impactar positivamente tu función cerebral? ¡Ponlo a prueba y descúbrelo! Primero, evalúa tu rendimiento académico actual. Puedes usar tus calificaciones como punto de referencia o elegir otra medida, como las puntuaciones de las tareas, los resultados de los exámenes estandarizados, la retención de datos matemáticos u otra evaluación que prefieras. Desarrolla una rutina de ejercicio consistente y comienza a implementarla. Monitorea tu progreso durante varias semanas. Después de aproximadamente un mes, vuelve a evaluar tu rendimiento académico utilizando el mismo punto de referencia. ¿Has notado alguna mejora? Si es así, ¿cuánto progreso se puede atribuir al ejercicio? ¿Qué conclusiones puedes sacar de estos hallazgos?
  3. El Wonder de hoy nos enseñó sobre la serotonina, una sustancia química en el cuerpo que afecta el estado de ánimo y la relajación. Echa un vistazo al artículo sobre Alimentos y Actividades para aumentar la serotonina y discútelo con un amigo o miembro de la familia. Crea una lista de los alimentos que consumes regularmente que se sabe que aumentan los niveles de serotonina. Además, piensa en otros cambios dietéticos que podrías hacer para mejorar la producción de serotonina. ¿Hay algún alimento que debas evitar?

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Puede el ejercicio mejorar la función cognitiva?

Sí, se ha demostrado que el ejercicio mejora la función cognitiva. La actividad física regular aumenta el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo que a su vez promueve el crecimiento de nuevas células cerebrales y mejora las conexiones neuronales. Además, el ejercicio libera sustancias químicas en el cerebro que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés, ambos con un impacto positivo en las capacidades cognitivas. Además, la investigación ha encontrado que el ejercicio puede mejorar la memoria, la atención y las habilidades de toma de decisiones.

2. ¿Cómo afecta el ejercicio al cerebro?

El ejercicio tiene varios efectos en el cerebro. En primer lugar, aumenta el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo que proporciona más oxígeno y nutrientes que son esenciales para un óptimo funcionamiento cerebral. En segundo lugar, el ejercicio desencadena la liberación de sustancias químicas llamadas endorfinas, que se sabe que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés. Por último, la actividad física regular estimula el crecimiento de nuevas células cerebrales y fortalece las conexiones neuronales, lo que conduce a una mejora de la función cognitiva.

3. ¿Importa el tipo de ejercicio?

Sí, el tipo de ejercicio puede tener diferentes efectos en la función cognitiva. Los ejercicios aeróbicos, como correr o nadar, han demostrado tener los mayores beneficios para la salud cerebral. Estas actividades aumentan la frecuencia cardíaca y el flujo de oxígeno al cerebro, mejorando las capacidades cognitivas. Sin embargo, otras formas de ejercicio, como el entrenamiento de fuerza o el yoga, también pueden tener efectos positivos en el cerebro al reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

4. ¿Cuánto ejercicio se necesita para mejorar la función cognitiva?

La cantidad de ejercicio necesaria para mejorar la función cognitiva varía de una persona a otra. Sin embargo, la mayoría de los estudios sugieren que participar en ejercicio aeróbico de intensidad moderada durante al menos 150 minutos a la semana puede tener beneficios significativos para el cerebro. Esto se puede lograr a través de actividades como caminar rápido, andar en bicicleta o nadar. Es importante tener en cuenta que la constancia es clave, por lo que se recomienda repartir el ejercicio a lo largo de la semana en lugar de hacerlo todo en uno o dos días.

5. ¿Puede el ejercicio prevenir el deterioro cognitivo relacionado con la edad?

Sí, se ha demostrado que el ejercicio juega un papel en la prevención del deterioro cognitivo relacionado con la edad. La actividad física regular puede ayudar a mantener la salud de los vasos sanguíneos, reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardíacas, y promover el crecimiento de nuevas células cerebrales. La investigación también ha encontrado que el ejercicio puede mejorar la memoria y la función cognitiva en adultos mayores. Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer ejercicio y aprovechar los beneficios para la salud cerebral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *