¿Por qué sangran las narices?

Respuesta rápida

Las hemorragias nasales, también conocidas como epistaxis, ocurren cuando los vasos sanguíneos en la nariz se rompen y sangran. Hay varias razones por las que sangra la nariz. El aire seco es una causa común, ya que puede hacer que el revestimiento nasal se seque y agriete. También puede haber sangrado por hurgarse la nariz, traumas en la nariz y presión arterial alta. En algunos casos, las hemorragias nasales pueden indicar una afección médica subyacente, como un trastorno de la coagulación o un tumor nasal. Para prevenir las hemorragias nasales, es importante mantener las vías nasales hidratadas y evitar hurgarse la nariz. Si las hemorragias nasales son frecuentes o graves, es recomendable consultar a un profesional de la salud.


A medida que se acerca el invierno, el aire tiende a volverse frío y seco. Si te resfrías, es posible que te encuentres constantemente usando pañuelos para sonarte la nariz. Todo este estrés en tu nariz puede provocar un problema común llamado sangrado de nariz.

Sangrado de nariz es un término que describe claramente lo que está sucediendo: ¡tu nariz está sangrando! Los sangrados de nariz son desagradables porque nadie quiere que le salga sangre de la nariz.

Los sangrados de nariz suelen ser inofensivos, pero es importante detener el sangrado lo antes posible.

Los sangrados de nariz suelen comenzar en una fosa nasal y ocurren en la parte frontal de la nariz, donde los pequeños vasos sanguíneos están cerca de la superficie. Esto los hace propensos a romperse y sangrar bajo ciertas circunstancias.

Entonces, ¿qué puede hacer que estos pequeños vasos sanguíneos se rompan y sangren? Hay varias causas comunes de sangrados de nariz. Hurgarse la nariz, aunque desagradable de pensar, puede causar un sangrado de nariz cuando las uñas rascan accidentalmente el interior de la nariz.

Otras causas comunes incluyen el aire seco, que seca y agrieta el interior de la nariz, y los resfriados o alergias, que resultan en sonarse repetidamente la nariz. Menos comúnmente, las lesiones en la nariz y la cara también pueden causar sangrados de nariz.

Si tienes un sangrado de nariz, ¿qué debes hacer? ¿Debes llamar al 911? ¿Es necesario ir al médico? A veces los sangrados de nariz pueden volverse graves y requerir atención médica. Sin embargo, la mayoría de las veces, puedes usar técnicas sencillas de primeros auxilios para detener el sangrado por ti mismo.

Si tienes un sangrado de nariz, mantén la calma y resiste la tentación de acostarte. En cambio, párate o siéntate. Usa pañuelos o una toalla para atrapar la sangre. Inclina tu cabeza hacia adelante y pellizca firmemente los lados blandos de tu nariz juntos hasta que el sangrado se detenga.

Cuando la sangre gotea de tu nariz, es posible que quieras inclinar la cabeza hacia atrás para evitar que gotee por tu barbilla. Sin embargo, inclinar la cabeza hacia atrás puede hacer que la sangre fluya hacia tu garganta, lo que puede alterar tu estómago y dificultar la respiración.

Pellizcar tu nariz ayudará a que la sangre coagule y detenga el flujo. Puede llevar varios minutos, por lo que es importante tener paciencia. Si el sangrado continúa sin control después de 15-20 minutos, debes buscar ayuda de un adulto para determinar si es necesario ir al médico.

Los sangrados de nariz no suelen ocurrir con frecuencia, aunque algunas personas son más propensas a ellos que otras. Si experimentas sangrados de nariz frecuentes, hay varias cosas que puedes hacer para intentar prevenirlos. Evita poner cualquier cosa, incluidos tus dedos, en tu nariz. Usa un humidificador en casa durante el invierno para mantener el aire húmedo. También puedes usar un spray nasal recomendado por un médico.

Prueba esto

¿Has tenido alguna vez un sangrado de nariz? No olvides probar las siguientes actividades con un amigo o miembro de la familia:

  • ¿Sabrías qué hacer si tu mejor amigo tuviera una hemorragia nasal? Visita Stop a Nosebleed en línea para obtener más información sobre la manera más rápida de detener una hemorragia nasal. Practica con un amigo o un miembro de la familia para estar preparado en caso de una hemorragia nasal.
  • Las hemorragias nasales son solo un ejemplo de situaciones comunes de primeros auxilios que podrías enfrentar. ¿Sabes qué hacer en otras situaciones comunes? Lee Consejos Rápidos de Primeros Auxilios para 6 Accidentes Comunes en línea para aprender más sobre cómo manejar las cosas cuando salen mal. ¡Nunca sabes cuándo podrías necesitar ayudarte a ti mismo o a alguien que conoces!
  • ¿Tienes un botiquín de primeros auxilios en casa? ¡Si no lo tienes, deberías tenerlo! Todos deberían tener un kit con los elementos necesarios para manejar emergencias médicas básicas y accidentes comunes. Si aún no tienes un botiquín de primeros auxilios, pide ayuda a un amigo adulto o a un miembro de la familia para armar uno hoy. ¿Qué debería incluir? Consulta las pautas en Elementos Esenciales de un Botiquín de Primeros Auxilios para obtener una lista de los elementos más importantes que debes tener en tu botiquín de primeros auxilios.

Fuentes Útiles

  • http://kidshealth.org/en/teens/nosebleeds.html
  • http://kidshealth.org/en/kids/nosebleeds.html?ref=search

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *