¿Qué causa los ataques de asma?

Respuesta rápida

Los ataques de asma pueden ser desencadenados por varios factores, incluyendo alérgenos (como polen, ácaros del polvo y caspa de mascotas), infecciones respiratorias, ejercicio, aire frío, estrés e irritantes (como el humo del tabaco y la contaminación del aire). Cuando una persona con asma está expuesta a estos desencadenantes, sus vías respiratorias se inflaman y estrechan, lo que provoca síntomas como sibilancias, tos y dificultad para respirar. Es importante que las personas con asma identifiquen sus desencadenantes y tomen medidas para evitarlos, así como trabajar con su proveedor de atención médica para desarrollar un plan de tratamiento adecuado para controlar su condición y prevenir los ataques de asma.


¿Alguna vez has presenciado un amanecer, un arco iris o una obra maestra tan impresionante que parecía robarte el aliento? Esa sensación de asombro a menudo es resultado de la emoción.

Sin embargo, para millones de estadounidenses, la falta de aire no es solo una sensación mental, sino también física, que experimentan con demasiada frecuencia y está lejos de ser agradable.

El asma es una afección pulmonar crónica que provoca inflamación y constricción de las vías respiratorias. Como resultado, las personas pueden experimentar opresión en el pecho, dificultad para respirar y tos.

El asma afecta a personas de todas las edades, aunque generalmente se desarrolla durante la infancia. En Estados Unidos, los profesionales médicos estiman que más de 25 millones de personas tienen asma y aproximadamente 7 millones son niños.

Tus vías respiratorias, también conocidas como «tubos de respiración» o «tubos bronquiales», transportan oxígeno del aire a través de la tráquea hasta los pulmones. Respirar es algo que muchas personas dan por sentado, ya que es un proceso automático.

Sin embargo, para las personas con asma, respirar puede ser a veces un desafío debido a sus vías respiratorias hiperreactivas. La causa exacta de por qué ciertas personas tienen vías respiratorias más sensibles que otras aún se desconoce, pero los expertos médicos creen que el asma tiende a ser hereditario.

Por lo tanto, si tienes asma, es posible que lo hayas heredado de la línea genética de tu familia. Sin embargo, el asma no es como un resfriado común.

El asma no es contagiosa y no se puede contraer a través del aire. O bien tienes vías respiratorias sensibles desde el nacimiento, o no las tienes.

Las personas con asma pueden respirar perfectamente bien la mayor parte del tiempo. Sin embargo, pueden ocurrir ocasionalmente ataques de asma, comúnmente conocidos como «ataques de asma», que dificultan enormemente la respiración.

Durante un ataque de asma, las vías respiratorias se inflaman y se estrechan, creando la sensación de tratar de respirar a través de una pajita.

Si un ataque de asma es grave, es posible que las personas necesiten usar un inhalador para administrar medicamentos directamente en los pulmones. Aquellos que experimentan ataques de asma frecuentes también pueden tomar medicamentos diarios para prevenir que ocurran los ataques.

Los ataques de asma pueden ser desencadenados por varios factores, como alérgenos (por ejemplo, ácaros del polvo, moho y polen), caspa de animales, perfume, polvo de tiza, humo de cigarrillo, aire frío, contaminación del aire, infecciones o incluso ejercicio físico.

Las personas con asma a menudo pasan mucho tiempo identificando sus desencadenantes específicos. Una vez que determinan qué desencadena su asma, pueden desarrollar estrategias para evitar estos desencadenantes y respirar más fácilmente mientras tanto.

Desafortunadamente, el asma no tiene cura. Sin embargo, muchos niños notan que su asma mejora o desaparece con el tiempo. Algunos médicos creen que esto se debe a la expansión natural de sus vías respiratorias a medida que crecen.

Incluso para aquellos que continúan luchando con el asma, los medicamentos y tratamientos modernos les permiten manejar eficazmente la afección, lo que les permite llevar una vida normal y activa. ¡Con la guía de un médico y un plan de manejo del asma, es posible respirar cómodamente la mayor parte del tiempo!

Pruébalo

¿Estás listo para respirar profundamente y aprender más sobre el asma? Asegúrate de participar en las siguientes actividades con un amigo o familiar:

  • Vivir con asma puede ser difícil y desagradable. Puede ser difícil para las personas que no tienen asma entender cómo se siente. Algunas personas con asma lo describen como tratar de respirar a través de una pajita. Para tener una idea de cómo se siente tener asma, puedes intentar respirar a través de una pajita durante unos minutos. Esto podría darte una idea de los desafíos a los que se enfrentan las personas con asma.
  • Si tú o alguien que conoces tiene asma, es importante saber qué hacer en caso de un brote de asma. También puedes ayudarles a prepararse para el futuro compartiendo un Plan de Acción para el Asma que se puede personalizar según sus necesidades específicas.
  • Comprender las cosas que pueden desencadenar el asma puede ayudarte a ti o a tus amigos a evitar los brotes. Si quieres aprender más sobre los diferentes tipos de desencadenantes del asma, puedes consultar el Libro de Actividades sobre Desencadenantes del Asma con Dusty, el Pez Dorado del Asma.

Fuentes útiles

  • http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/asthma/
  • http://kidshealth.org/kid/asthma_basics/what/asthma.html
  • http://kidshealth.org/parent/medical/lungs/asthma_basics.html#

PREGUNTAS FRECUENTES

1. ¿Qué es un ataque de asma?

Un ataque de asma se refiere a un empeoramiento repentino de los síntomas del asma, como tos, sibilancias, falta de aliento y opresión en el pecho. Ocurre cuando las vías respiratorias en los pulmones se inflaman, se estrechan y producen exceso de moco, lo que dificulta respirar correctamente.

2. ¿Qué causa los ataques de asma?

Los ataques de asma son desencadenados por diversos factores, incluyendo alergias a ácaros del polvo, polen, caspa de mascotas o moho. Otros desencadenantes incluyen infecciones respiratorias como el resfriado común, exposición a irritantes como el humo u olores fuertes, actividad física, estrés y cambios en las condiciones climáticas.

3. ¿Cómo contribuyen los alérgenos a los ataques de asma?

Los alérgenos, como los ácaros del polvo, el polen y la caspa de mascotas, pueden causar una reacción alérgica en las personas con asma. Cuando se inhalan estos alérgenos, pueden desencadenar una respuesta inmunitaria, provocando inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, lo que resulta en un ataque de asma.

4. ¿El estrés o las emociones pueden desencadenar ataques de asma?

Sí, el estrés y las emociones intensas pueden contribuir a los ataques de asma. Cuando una persona experimenta estrés o emociones intensas, su cuerpo libera hormonas del estrés, que pueden provocar inflamación y constricción de las vías respiratorias, dificultando la respiración. Además, el estrés puede debilitar el sistema inmunológico, lo que hace que las personas sean más susceptibles a infecciones respiratorias que pueden desencadenar ataques de asma.

5. ¿Cómo puedo prevenir los ataques de asma?

Para prevenir los ataques de asma, es importante identificar y evitar los desencadenantes que puedan empeorar tus síntomas. Esto incluye alejarse de los alérgenos, dejar de fumar, practicar una buena higiene para reducir el riesgo de infecciones respiratorias, manejar el estrés a través de técnicas de relajación y tomar los medicamentos recetados según las indicaciones de tu proveedor de atención médica. Los chequeos regulares y seguir un plan de acción para el asma también pueden ayudar a prevenir los ataques de asma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *