¿Qué es una recesión?

¿Alguna vez has oído hablar de la Gran Depresión? Fue un período muy difícil para la economía estadounidense. Muchas personas no pudieron conseguir empleo. Algunos experimentaron pérdidas financieras en el mercado de valores. Incluso muchos perdieron sus hogares.

Afortunadamente, Estados Unidos no ha presenciado otra depresión económica desde la década de 1930. Sin embargo, otra ocurrencia en la economía es mucho más frecuente. Similar a una depresión, puede afectar significativamente las finanzas de las personas. ¿A qué nos referimos? ¡A una recesión, por supuesto!

Una recesión ocurre cuando la economía experimenta un declive durante un mínimo de seis meses. ¿Cómo podemos determinar si la economía está en declive? Examinando varios factores diferentes. Estos factores incluyen el producto interno bruto (PIB), los ingresos, el empleo, la fabricación y las ventas minoristas.

El PIB es el valor total de los bienes y servicios de un país. En la mayoría de las regiones, el PIB se mide anualmente. Cuando el PIB disminuye, es un indicio de que está ocurriendo una recesión. Naturalmente, una recesión también resultará en una disminución del empleo. Esto significa que menos personas tendrán trabajo.

Cuando las personas pierden sus empleos, dejan de percibir ingresos. En consecuencia, también gastan menos dinero. Esto conduce a una disminución en las ventas minoristas, ya que menos personas están comprando. Esto, a su vez, provoca una disminución en la fabricación debido a la reducción de la demanda de nuevos productos.

Cuando los economistas observan estos patrones, pueden concluir que un país está experimentando una recesión. ¿Con qué frecuencia ocurre una recesión? ¡La respuesta puede sorprenderte! Las recesiones son más comunes de lo que muchas personas creen. Desde la Gran Depresión, Estados Unidos ha enfrentado 13 recesiones.

Algunos economistas intentan predecir cuándo ocurrirá una recesión. Para hacerlo, siguen de cerca las tendencias en la fabricación y las ventas. Si los economistas pueden emitir una advertencia de que una recesión es inminente, las personas tienen tiempo para prepararse.

Entonces, ¿qué distingue a una recesión de una depresión? Básicamente, una depresión es una recesión prolongada. Por lo general, una depresión dura de 3 a 4 años. La Gran Depresión persistió durante 10 años.

Las recesiones también varían en duración. Algunas pueden durar solo unos meses. La Gran Recesión de 2008 duró 18 meses. Durante ese período, el PIB disminuyó y el desempleo aumentó al 10 por ciento. Afortunadamente, la Gran Recesión concluyó en octubre de 2009.

¿Todavía tienes curiosidad sobre cuánto debes preocuparte por una recesión? Aunque pueden sonar intimidantes, las recesiones son una parte normal de la economía. La mejor manera de prepararse es ahorrar dinero siempre que sea posible y practicar un gasto responsable. Al adoptar buenos hábitos financieros, estarás preparado cuando ocurra la próxima recesión.

Pruébalo

¿Estás listo para aprender más? Encuentra a un amigo o familiar que te ayude con estas actividades.

Actividades para explorar

  • Amplía tus conocimientos sobre el producto interno bruto. ¿Qué es exactamente? ¿Por qué es importante? Comparte tus nuevos conocimientos con un amigo o miembro de la familia.
  • Imagina cómo sería experimentar una recesión de primera mano. Crea un cuento corto donde el país esté atravesando una recesión. ¿Qué sucede? ¿Estabas preparado para ello? ¿Cómo se las arregla tu familia en este difícil momento?
  • Adéntrate más en hábitos financieros saludables. ¿Qué ideas adquiriste? ¿Cuáles son algunas estrategias para prepararse para una recesión? Discute estas ideas con un amigo o miembro de la familia.

Fuentes recomendadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *